Pelirrojos punto Org

  
 

Pelirrojos, la cultura popular y prejuicios

En distintos tiempos y culturas, el pelo rojo ha sido apreciado, venerado como dioses, temido o ridiculizado. A continuación haremos un resumen de todo lo que hemos encontrado y los argumentos para desmentirlos.


Temperamento, sexualidad, o sobre si tienen alma los pelirrojos y las pelirrojas

Una creencia común acerca de los pelirrojos es que tienen temperamentos ardientes y afiladas lenguas. Incluso hay blogeros descerebrados que hoy en día escriben en sus webs que los pelirrojos no tienen alma.

Es todo mentira. Las personas que propagan el mito del temperamento u otras barbaridades relacionadas con los pelirrojos o pelirrojas, son personas incultas, o que les faltan datos objetivos o directamente son maliciosas, ya que se basan en estereotipos y habladurías.

Hablando científicamente, el gen MC1R que provoca el pelo rojo no afecta al carácter, ni a nada parecido. Es más, el gen MC1R se haya en el cromosoma 16 y este tampoco tiene genes que regulen la personalidad. (Ver nuestro apartado bioquímica y genética de los pelirrojos para más información).

Estos mitos sobre los pelirrojos es como decir que todas las personas con el pelo moreno son asesinos basándose en que Bin Laden o Hitler eran morenos, o que las rubias son simpáticas porque son así Rapunsel o Cenicienta. Son generalizaciones absurdas.

Igual que los morenos o los rubios, hay pelirrojos de todo tipo: simpáticos, antipáticos, altos, bajos, extrovertidos, introvertidos, buenas personas, malas personas, etc. Tener el pelo de un color o de otro, no afecta en la forma de ser, porque genéticamente lo que provoca el color rojo del pelo, no afecta al carácter ni a nada parecido.

Si deseas saber exactamente que tienen en común todos los pelirrojos a nivel científico (además del color de pelo), consulta nuestro apartado "Curiosidades médicas de los pelirrojos".

Y ahora repasaremos algunos de los culpables que han propagado estas creencias absurdas a lo largo de la historia:

 

Los egipcios y los pelirrojos

Dios OsirisManetón (siglo III a.c., sacerdote egipcio e historiador), explicó en sus escritos que en el antiguo Egipto se ofrecían sacrificios humanos en la tumba de Osiris (el de la imagen de la derecha), y las víctimas eran hombres de pelo rojo que fueron quemados y sus cenizas eran esparcidas a lo largo y ancho de todo Egipto mediante una especie de ventiladores. Esto se hacía por la creencia absurda de que tenían propiedades mágicas que provocaba que los campos aumentasen su fertilidad y aumentasen las cosechas. A estos hombres se les llamaban Typhonians aunque eran representantes de Osiris.

Curiosamente el Dios rival era Typhon, que tenía el pelo rojo, por lo que se cree que todo el tema de las propiedades mágicas de las cenizas de los pelirrojos se debió más a movimientos políticos para debilitar a los seguidores de Typhon. Los romanos tenían un ritual prácticamente igual, pero utilizaban cachorros de perros con el pelo rojo.

 

Los griegos y los pelirrojos

AristótelesEl filósofo griego Aristóteles (el de la foto es él), conocido por lograr un gran avance de la ciencia con sus clasificaciones, pero también por ser una persona llena de prejuicios (sobretodo machistas), según la web The myths and history of red hair hizo comentarios como estos:

- "Los pescadores, buzos, y en general aquellos cuyo trabajo está en el mar, tienen el pelo rojo".
- "Los pelirrojos tienen mal carácter".
- "Aquellos que tienen el pelo naranja son valientes, como los leones; en cambio los que tienen el pelo rojizo tienen mal carácter, como los zorros".

Vaya que en otros campos era muy bueno, pero como estudioso de los pelirrojos era un completo inútil.

 

Los romanos y los pelirrojos

Pelirrojos galos de GaliaLos romanos capturaban esclavos pelirrojos (imagen derecha) en las Galias, Germania y Gran Bretaña, y eran utilizados para fabricar para cortarles el pelo y hacer pelucas. En general tenían un mal concepto de ellos, con proverbios como "Raro Breves humiles Vidi ruffosque fideles" (que significa algo como "Las pelirrojas son muy escasas y son indignas de confianza"). Otro proverbio dice "Capelli Rossi, o tutto foco o Mosci" (que traducido sería algo tipo "pelirrojos, o son todo fuego o son muy tranquilos").

Al igual que los egipcios, pensaban que el pelo rojo tenía propiedades mágicas para que creciera rápido el maíz, pero en lugar de sacrificar humanos, sacrificaban cachorros de perro con el pelaje rojo, los quemaban y esparcían sus cenizas sobre los campos.

 

Los Hindúes y los pelirrojos

Durante las primeras etapas de la medicina moderna, el cabello rojo se pensaba que era un signo de un temperamento sanguíneo, quizás influenciados por las prácticas indias medicinales de Ayurveda, donde los pelirrojos eran vistos como más propensos a tener un temperamento Pitta (uno de los tres tipos básicos de temperamento, según la medicina tradicional Hindú). Las personas con temperamento Pitta, según los Hindús, tienen muy buena vista, tienen carácter fuerte, son inteligentes, hablan de una manera clara, son ardientes, enojadizas, críticas y ambiciosas. Yo conozco pelirrojos que son exactamente al contrario e incluso llevan gafas, pero en fin... Y también según los Hindús, a los que tienen temperamento Pitta les queda muy bien los colores azul, verde o púrpura (que casualidad, son los colores antagónicos del rojo en el espectro cromático, dicho de otro modo, artísticamente son los colores que combinan mejor con el rojo y el naranja).

 

La edad media y los pelirrojos

Brujas quemadas en la edad mediaPresbítero Teófilo, un zopenco benedictino del siglo XII, describe cómo la sangre de un hombre joven pelirrojo es necesaria para la transformación de cobre en oro, mezclándolas con las cenizas de un basilisco.

El Papa Inocencio VIII que era un psicópata reconocido, decidió atacar todo aquello que hiciese la competencia a la Iglesia Católica como la astrología o antiguos cultos, y promovió un libro escrito en 1486 llamado "Malleus Maleficarum" ("Martillo de las brujas") que fue el principal motivo de que durante más de 300 años quemaran a personas inocentes en la hoguera acusadas de brujería, especialmente mujeres.

El "Malleus Maleficarum" es un absurdo manual para reconocer y torturar brujas, donde explican barbaridades como que tener el pelo rojo y los ojos verdes era un signo claro de ser una bruja.

En este libro se decía que aquellos cuyo cabello es de color "rojo natural", sin lugar a dudas no tenían alma y eran vampiros. Hoy en día cientos de personas buscan por Internet la frase "¿Tienen alma los pelirrojos?" y aunque no lo sepan, se lo deben a este libro y a los miles de inocentes que murieron quemados vivos por su culpa.

Durante la Inquisición Española, todos los pelirrojos fueron identificados como judíos. En esa época también había la creencia que tener un hijo pelirrojo era la prueba de que la mujer había sido infiel.

 

Literatura moderna y los pelirrojos

En "Ana de las Tejas Verdes" (Anne of Green Gables), teóricamente un libro para niños, un personaje habla sobre la heroína pelirroja Anne Shirley diciendo que "su temperamento coincide con el pelo" (dando a entender que por ser pelirroja tiene un tipo de temperamento concreto).

En el libro "El guardián entre el centeno", Holden Caulfield comenta que "La gente con el pelo rojo se supone que se enoja con mucha facilidad. Pero Allie [su hermano muerto] nunca lo hizo y tenía el pelo muy rojo". O sea, que conoce a un pelirrojo tranquilo pero es igual, la cuestión es seguir propagando el tópico.

Jonathan Swift (escritor) satiriza estereotipos pelirrojos en la cuarta parte de "Los viajes de Gulliver: Un Viaje al País de los houyhnhnms", cuando escribe que: "Se observa que el pelirrojo de ambos sexos son más libidinosos y traviesos que el resto, además de ser mucho más superiores en fuerza y ​​actividad". En la novela y película "Red-Headed Woman", la protagonista es sexualmente muy activa y a menudo tiene violentos berrinches. Ala, venga, a seguir propagando el estereotipo.

En una fábula de los hermanos Grimm (Der Eisenhans) se describe a un salvaje pelirrojo como el espíritu de la selva de hierro.

En la hemeroteca del The New York Times (como "Girl With Red Hair", diario The New York Times, 16 febrero 1896) se puede consultar artículos que hablan sobre una creencia muy común entre los norteamericanos de aquella época, especialmente de Georgia, que dice que si ves a una pelirroja a un lado de la calle, justo en sentido contrario verás un caballo blanco. Algunos creían que las pelirrojas cuando morían se convertían en caballos blancos y viceversa, durante toda la eternidad. Cómo es posible que la humanidad haya avanzado con tanto idiota por el mundo...

Incluso un periodista de opinión del mismo diario, estaba tan convencido de la creencia que se preguntaba en su artículo como podría Darwin explicar esto y se preguntaba si habrían registros fósiles de caballos blancos con pelirrojas. Hay muchos ejemplos en esta web (en inglés) "The myth sand history of red hair" que detalla la mayoría de artículos del The New York Times del siglo IXX y principios del XX sobre pelirrojos y los prejuicios injustos contra ellos.

Neardentales en Nationa GeographicY ya hablamos de nuestra era, una desafortunada foto de portada en la revista National Geographic de octubre del 2008, para ilustrar una noticia sensacionalista que decía que se habían realizado análisis de huesos de Neandertales y que algunos de ellos tenían el pelo rojo y la piel clara. En la portada aparecía una foto de una Neandertal con el rojo y ojos verdes, a pesar que en el mismo artículo dicen que eran rasgos tan raros en los Neandertales como en los Homo Sapiens. Esto volvió a resucitar viejos prejuicios contra los pelirrojos, como si por ser pelirrojo se tuviese más código genético de los Neandertales que los morenos o los rubios, usándose en el sentido peyorativo. Aunque aclaramos que los Homo Sapiens y los Neandertales eran razas diferentes que no podían tener descendencia, o en caso que la tuviesen serían híbridos estériles (como sucede con las mulas, o de la mezcla de tigres con leones o de otras especies).

Seguimos con National Geographic, que tienen fotos excelentes pero sus redactores no tanto. En su número de septiembre del 2007 publicaron un artículo de una seudo-periodista que daba a entender que los pelirrojos se extinguirían en el año 2100 y para rematar el artículo, al final del todo escribía que los pelirrojos se encontraban "in far-flung places like Jamaica, a tip of the hat from a fiery Scottish forebear" o sea, "en lugares tan lejanos como Jamaica, un guiño a partir de un ardiente antepasado escocés", demostrando que esta señora es una inculta total sobre los pelirrojos en el mundo.

Explicamos la historia completa del daño que ha provocado la revista National Geographic en los mitos falsos sobre pelirrojos en el apartado ¿Se extinguirán los pelirrojos dentro de 100 años?.

Y para meter más leña al fuego, la psicóloga Stan Gooch, sacó un libro explicando que Neandertales y Homo Sapiens nos mezclamos en el pasado (cuando genéticamente es imposible) y también decía que los Neandertales eran todos pelirrojos, semi-nocturnos, zurdos, religiosos, soñadores y que actualmente tanto los judíos como los pelirrojos comparten más genes Neandertales que el resto de la población. Afortunadamente esta señora murió en 2010 y ya no la tendremos que soportar más, ni tampoco sus absurdas teorías.

Los estudios más recientes de ADN de Neandertales confirman que aunque algunos podrían tener el pelo rojo, el gen que lo provocaba era diferente. No hay relación entre el "gen pelirrojo" Neandertal y el "gen pelirrojo" de los Homo Sapiens.

Como se puede ver, la historia desde los tiempos remotos a la actual, parece un concurso para ver quién dice la burrada más grande sobre los pelirrojos.

 


Síguenos en Facebook:

Tener hijos pelirrojos



protected by copyscape plagiarism detector

© www.pelirrojos.org